• Sin categoría

    Ayuno Espiritual

    Es verdad que el ayuno es un sacrificio, es el sacrificio de la parte más primitiva del ser. Pero al mismo tiempo es una ofrenda, pues al dejar de comer muchos otros pueden alimentarse. Es un acto de humildad para honrar a la energía universal que reside en cada uno de nosotros.