Single post

Cómo cambiar tus hábitos utilizando una simple regla


Cambiar un comportamiento es duro. Dejar nuestros viejos malos hábitos y apegarnos a nuevos y positivos es muy difícil para la mayoría de nosotros.

De hecho, es común que abandonemos rápidamente nuestros objetivos de cambiar un hábito y nos cueste mucho trabajo apegarnos a nuevas rutinas. Sin embargo, cuando intentamos dejar viejos hábitos parece como si siempre intentaran regresar a nosotros una y otra vez persiguiéndonos. Pareciera como si fuera imposible adherirnos a un cambio de comportamiento de manera permanente.

Cuando abandonamos nuestros propósitos de cambio, intentamos justificarnos con motivos como falta de motivación, no tener suficiente fuerza de voluntad o disciplina.

Sorprendentemente no se trata de motivación, fuerza de voluntad o disciplina. Claro que todas estas juegan un papel importante dentro del cambio de hábitos, pero pensar que son la causa no modifica nada.

Cambia tus hábitos usando esta simple regla

Muchas de las personas más exitosas del mundo como Warren Buffett, Will Smith y Jerry Seinfeld han utilizado esta sencilla regla para alcanzar grandes logros en su vida. Aquí te explico:

Empieza con poco, y haz un poco más cada día.

La intención es empezar con algo pequeño que puedas dejar hecho fácilmente. Esta simple regla te ayudará a liberar la resistencia interna al cambio hacia el nuevo comportamiento. De esta manera, no estarás peleando contra ti mismo para mantenerte en la rutina y tampoco sentirás que es una tortura hacerlo.

Empezar con poco tampoco requiere motivación, no hay necesidad de una gran fuerza de voluntad y tampoco hace falta disciplina. En lugar de eso, enfócate en hacerlo tan fácil que ni siquiera tengas que pensar en ello. Aqui te dejo varios ejemplos:

Hacer ejercicio. Comienza corriendo sólo por 10 minutos y aumenta 2 minutos má cada día. Para el 5º día ya estarás corriendo 20 minutos.

Mejorar tu alimentación. comienza comiendo 1 taza de vegetales en cada comida, ve deshaciéndote poco a poco de toda la comida procesada que puedas tener almacenada en tu casa y reemplazarla por frutas y verduras. Después intenta cocinar siempre tu comida y deja los restaurantes para ocasiones especiales.

Leer más. Deja de pensar que tienes que leerte el libro entero, ni siquiera un capítulo. empieza por leer un renglón o un párrafo, después agrega un párrafo mas al siguiente día y así sucesivamente. antes de que te descuenta estarás leyendo 20 páginas al día, lo que es aproximadamente dos libros al mes.

Escribir en tu bitácora diaria. Empieza respondiéndote preguntas sencillas: ¿Qué logros tuve el día de hoy?, ¿Qué quiero lograr mañana? ¿Qué me hace sentir agradecido?. poco a poco ve agregando detalles y objetivos en tu bitácora diaria.

Meditar. Comienza contando 10 respiraciones antes de dormir. Después aumenta el tiempo cada día enfocándote solo en tu respiración.

Hacer ayuno. Lo más sencillo es empezar a desayunar cada vez más tarde, aumentando una hora cada día hasta lograr aguantar 16-18 horas sin comer.

¿Qué pasa si fallas?

Es normal que vuelvas a tus viejos hábitos especialmente durante momentos de estrés o cuando estás demasiado cansado. Por esta razón te recomiendo que siempre tengas un plan, una estrategia que seguir cuando sientas que tienes ganas de tirar la toalla y volver a tus antiguos comportamientos. Por ejemplo:

Si llegas con mucha hambre y no tienes comida saludable preparada con anticipación seguramente terminarás pidiendo una pizza o abriendo un paquete de papas fritas. Por ese motivo debes estar preparado siempre con anticipación. Prepara tu comida saludable y déjala lista para comer en cuanto llegues a casa.

El secreto del éxito siempre es la anticipación y la estrategia para actuar en momentos de inflexión

De cualquier manera debes estar consciente de que puede que falles incluso teniendo una estrategia previa. No debes sentirte culpable, ni tirar todo por la borda. Acepta que fallaste, no te culpes y ante todo reflexiona e identifica qué fue lo que te hizo fallar y así aprenderás de esa situación para poder manejarla de mejor manera la próxima vez que suceda. Finalmente solo debes volver a la primera regla:

Empieza con poco, y haz un poco más cada día.

Recuerda que el proceso de cambio no debe ser perfecto sino constante. El cambio de hábitos es un proceso que debes aprender a disfrutar, esta es la única manera de poder mantenerlo a largo plazo y por el resto de tu vida.

Hazlo tan fácil que sea imposible no hacerlo

Cambiar un hábito o comportamiento lleva tiempo, y pensar que puedes cambiarlo de anoche a la mañana es algo iluso, espacialmente cuando se trata de comportamientos adictivos o hábitos muy arraigados.

La mayoría de la gente piensa que si tienen motivación, fuerza de voluntad o disciplina, podrán esforzarse lo suficiente para lograrlo. Y de hecho, si podemos hacerlo de esta manera pero esto será útil sólo por un tiempo, pues hacer algo que requiere tanto esfuerzo y sacrificio terminaría por cansarnos.

POr este motivo, la mejor manera de realizar una cambio en tu vida es haciendo tan sencillo que sea imposible poner excusas para no llevarlo a cabo.

Cuéntame qué hábitos te gustaría cambiar y cómo lo harías de la manera más sencilla posible. No dudes en enviarme tus preguntas y con mucho gusto poder ayudarte.

Un beso

Montserrat

Leave a Comment

2 Comments

  1. Mi propósito es doble. Y para los dos dispongo de bastante tiempo. Uno. Dejar de fumar. Dos adelgazar, al menos 20 kilos. Tengo 47 años y me gustaría que el cambio se produjese antes de los 50.

    1. Te recomiendo que lo pongas por escrito y empieces a hacer cambios muy sencillos para que se vuelvan automáticos… Tienes tiempo más que suficiente para lograrlo !!